12 Oct

Dream until your dreams come true

Hay cosas que únicamente se entienden a cierta edad, como si el tiempo mismo reservara sorpresas. Nunca había entendido bien esa canción Dream On de Aerosmith, hasta ahora que me acerco a mis cuarenta años, pasada la mitad de mi vida. La escucho diariamente una y otra vez, desgranando su letra como si fuera un lento rosario, cuando voy en el carro o estoy en mi casa, desde esos afilados primeros acordes hasta el angustiante grito final. Everytime when i look in the mirror, all these line on my face getting clearer. Cada vez me convenzo más que la vida de las personas es como el paso de un asteroide que, con su fuerza gravitacional, se va cubriendo de polvo de invisibles estrellas, de escombros de planetas muertos, de la basura misma del universo, hasta que el asteroide se hace inmenso e inquebrantable en sus principios y peligrosamente convencido de su destino y trayectoria. Pero en el declive de esa trayectoria está la gracia o la iluminación, porque en la caída el asteroide va perdiendo esa roca, ese lastre, ese peso innecesario, hasta reducirse en apenas luz y fuego, como un alma desnuda incendiándose hasta morir en el vacío de la noche del universo. The past is gone it went by, like dust to dawn; is not that the way everybody’s got the dues in life to pay. Solamente si la gracia nos es favorable, vamos soltando ese lastre que realmente no definía nuestra identidad, sino que más bien la distorsionaba; vamos olvidando esas voces ajenas que se apropiaron del silencio de nuestra alma, llenándola de miedos prestados, de ambiciones sin hambre y de desiertos sin Palestinas a donde llegar; vamos abandonando para siempre esos muertos y fantasmas del pasado, que con el sonido de sus huesos y la magia de sus conjuros, fueron llenando nuestras noches de desamor, de luto y de incertidumbre. Half my life is books, written pages, live and learn from fools and from sages, you know it’s true, all these feelings come back to you. Hay días en que me siento como un barco incendiándose, que para avanzar más rápido contra la marea, va arrojándolo todo, los equipajes, la tripulación y hasta las ratas mismas, para viajar al paso exacto de mi soledad y de los cañaverales. Soy un asteroide cayendo al vacío, comenzando a vaciar de piedras mi vuelo hacia el origen, hacia mi mismo, sintiendo que el peso de la vida me abandona segundo a segundo y veo a lo lejos la periferia de la luz que no quema ni tampoco ciega con su brillo. Hacia allá voy. Dream on, sing for the laughter, sing for the tears. Maybe tomorrow the good Lord Will take you away.

Entradas Recientes

3 Dic
La noche de la ópera en Cali
La noche de la ópera en Cali
No importa donde esté, siempre…
3 Dic
Comfortably Numb
Comfortably Numb
Ayúdame a cruzar este agobiante…
30 Oct
Sitra Ahra
Sitra Ahra
No sé qué tiene la…
12 Oct
Desde el lado oscuro de la luna
Desde el lado oscuro de la luna
Los mejores discos siempre se…
12 Oct
Going to California y los días de Victoria
Going to California y los días de Victoria
A veces te puedes enamorar…
error: El contenido está protegido.