30 Oct

Sitra Ahra

No sé qué tiene la música de Therion pero todos sus discos me conectan con un lenguaje oscuro. Hay algo en esos golpeteos de batería y esas voces esperpénticas que me ayudan a escribir, como si una dulce lengua bífida me susurrara espantosos secretos entre chasquidos e imprecaciones. Lo mismo me sucede con otros artistas, especialmente con Pink Floyd y Robert Shubert, pero hacia la música de Therion debo un agradecimiento gigantesco. ¿Cómo decirlo? Me ayuda a afinar mi escritura en una tonalidad naturalmente baja. Tengo la costumbre de repetir una y otra y otra y otra vez un mismo álbum mientras escribo un cuento o un poema, para mantener la misma velocidad y tono de escritura que es lo que da forma y piso artístico a un relato sobrenatural. Cuando hace algunos años escribí “Lázaro”, mi primera novela de muertos vivientes y que se ganó un premio del Ministerio, escuchaba una y otra vez el elepé de Vovin, había en él tanta oscuridad, tanta melancolía y tanta belleza, como si fueran luces fatuas en un pantano desolado. También en cada obra, como lo fue en “La Semilla del Vampiro”, “El poseído bajo los árboles” o la de “Hay un punto en la pared”, en donde toda la tristeza que me es natural y mi constante frustración, encontraba en la música de Therion un riachuelo, de esas venas de agua natural que crecen en pleno bosque, y me proporcionaba el tono exacto para contar una historia. Las letras de Thomas Carlson, que ya quisiera entenderlas por completo, son otro tema. Curiosamente las líricas de Therion no han sido para mí fuente de inspiración, porque mis cuentos simplemente son de terror, no del ocultismo del Sendero de la Mano Izquierda que pregona Carlson con la Orden del Dragón Rojo. Solamente una vez vi a Therion en vivo, cuando se presentaron en su gira del Anticristo. Estuve a metros (primera fila) y pude ver a Cristopher Johnson y sus músicos, él no sabe cuánto me ha ayudado hasta terapéuticamente con su música. Si mi alma fuera un sonido, sin duda, sería el de Therion con sus voces operáticas y brutales redobles, como una belleza luciferina que sabe cantar la esperanza del Hombre desde su propio Abismo.

Entradas Recientes

3 Dic
La noche de la ópera en Cali
La noche de la ópera en Cali
No importa donde esté, siempre…
3 Dic
Comfortably Numb
Comfortably Numb
Ayúdame a cruzar este agobiante…
12 Oct
Dream until your dreams come true
Dream until your dreams come true
Hay cosas que únicamente se…
12 Oct
Desde el lado oscuro de la luna
Desde el lado oscuro de la luna
Los mejores discos siempre se…
12 Oct
Going to California y los días de Victoria
Going to California y los días de Victoria
A veces te puedes enamorar…
error: El contenido está protegido.