LAS 50 MONEDAS DEL BARQUERO

LA CEREMONIA DEL BOSQUE

Equidistantes entre sí como una estrella pentagonal, cinco mujeres jóvenes ataviadas con sus pesadas ropas y morrales de acampar, llevan horas sentadas al estilo buda frente a un oscuro bosque de pinos en lo más profundo del Neusa.

Desde lejos se siente el sereno golpeteo del agua del lago contra los embarcaderos de madera y en lo alto las estrellas titilan ferozmente entre la niebla de la helada noche.

Al fin desde los pinos se escucha una voz en arameo exigiendo algo con la autoridad de un rey.

La escogida se levanta sorprendida, deja su morral mientras las demás la aplauden alborozadas.

Camina a pasos largos hacia el bosque donde la aguarda su antiguo dios.

Al cabo de unos instantes, las demás correligionarias escuchan con envidia el sonido de un alma liberándose, que se parece mucho al de unos huesos cuando se quiebran.

error: El contenido está protegido.