LAS 50 MONEDAS DEL BARQUERO

LAS CASAS DESIERTAS

Hay algo malo con esta casa en Chapinero.

A izquierda y derecha suyo se alzan enormes edificios relativamente nuevos.

Sobreviviente del estilo colonial, la casa está ciega por sus ventanas rotas y exiliada del mundo para siempre.

Nadie la compra, la visita ni la demuele.

Pervive así la casa en su tiempo estancado, como un cáncer, un fantasma o un sonámbulo.

Entre sus muros la luz tiene efectos imposibles a cualquier hora y los hongos trazan rostros incompletos en la humedad.

A su alrededor, la ciudad de los vivos crece imparable, ignorando que entre sus grietas los fantasmas también hacen sus nidos.

error: El contenido está protegido.